Junio y Form celebraron con los trabajadores de “Lalo” la inauguración del nuevo local

El diputado nacional Juan Carlos Junio y el legislador porteño Edgardo Form (Partido Solidario) participaron el martes 18 de agosto de la inauguración del nuevo local del restaurante Lalo de Buenos Aires, convertido en cooperativa y autogestionado por los trabajadores luego de que fuera vaciado y cerrado por la patronal.

En el encuentro estuvieron presentes también los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y de Cultura, Teresa Parodi, el diputado nacional Horacio Pietragalla, el presidente del INAES Patricio Griffin, la legisladora porteña Lorena Pokoik y trabajadores de otras cooperativas.

“Fue una noche de festejos y también de valoración social y política por todos los compañeros que defendieron sus puestos de trabajo y sus derechos sociales”, afirmó Junio, habitué del restaurante y uno de los referentes políticos que desde el primer día estuvo junto a los trabajadores en su batalla por mantener las fuentes laborales. “Desde el Parlamento nacional y desde la Legislatura porteña muchos de nosotros rodeamos a los compañeros de Lalo y nos comprometimos con su lucha porque sentimos que ése era nuestro deber: acompañar a quienes lucharon por sus derechos desde una perspectiva colectiva y solidaria”, explicó el diputado, referente nacional del movimiento cooperativo.

“La cena inaugural de la flamante cooperativa de trabajo Lalo de Buenos Aires tuvo como rasgo distintivo la alegría por haber recuperado un restaurante emblemático del centro porteño”,  manifestó Form. Y agregó: “todos los que nos dimos cita en ese encuentro de confraternidad brindamos por el triunfo de la solidaridad, al cabo de una lucha de varios meses en la que los trabajadores gastronómicos contaron con el respaldo de legisladores nacionales y de la Ciudad de Buenos Aires, el ministerio de Trabajo y el INAES, además de un número importante de clientes fieles. Entre éstos últimos debo consignar a los integrantes del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos y su Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, que compartimos infinidad de almuerzos y cenas en Lalo desde que nos instalamos en el edificio de Avenida Corrientes 1543, en noviembre de 2002”.

Comentarios: Comments Off

Estado o mercado

La Tecl@ Eñe Revista Digital de Cultura y Política

Aportes para la batalla cultural

La coherencia ideológica del diario La Nación se refleja tanto en el editorial publicado a un año del golpe de Estado cívico-militar como en los editoriales del mayo de 2015: “El fantasma del populismo” y “San Martín, también víctima del relato”. La lectura de estos textos es testimonio de la falta de inocencia en las palabras e ideas que la tribuna de doctrina elige siguiendo el universo ideológico del que se nutre desde su fundación en 1870.

Por Edgardo Form*
(para La Tecl@ Eñe)

Si algo distingue al diario La Nación, fundado por Bartolomé Mitre el 4 de enero de 1870 es, además de su formato tradicional tamaño sábana, la coherencia ideológica.

A modo de ejemplo de dicha afirmación, bastaría con transcribir algunos párrafos del editorial fechado el sábado 2 de abril de 1977, un año después del golpe de Estado cívico militar que instauró la dictadura genocida.

Decía entonces la bautizada como tribuna de doctrina por su fundador: “Es difícil que sector alguno de la sociedad argentina haya dejado de percibir la importancia del mensaje pronunciado por el teniente general Videla al cumplirse un año de la fecha en que asumió la presidencia de la República por decisión de la Junta Militar…El primer rasgo distintivo que puede invocar este gobierno es el de constituir la expresión institucional de las Fuerzas Armadas. En la medida que en que el gobierno no es el fruto de la preeminencia personal de un caudillo militar, sino de las ideas predominantes en la esfera con mayor poder de decisión, su comprensión de una sociedad políticamente pluralista es un reflejo de la misma base sobre la cual se asienta su poder.”

Más adelante, luego de este primer panegírico, el texto sostiene “Va de suyo que el vigor creador estará dado por el acento de la propuesta orgánica que las Fuerzas Armadas ofrecerán como columna vertebral del cuerpo futuro de la Nación… Esa Argentina habrá de florecer en una paz que merezca ser vivida, para repetir las palabras exactas del Presidente (N. de la R.: Recordemos que se refiere al dictador Jorge Rafael Videla). No es la paz de los cementerios. Es la paz en la cual la dignidad humana, la recompensa del esfuerzo y la seguridad de las existencias tendrán que desarrollarse dentro del espíritu forjado por esa democracia profunda, cuyo punto de partida está en el espíritu de sus ciudadanos, más que en la fachada de las instituciones”.

Semejante sintaxis edulcorada contrasta con la memorable y plenamente vigente Carta de Rodolfo Walsh a la Junta de Comandantes, redactada y difundida pocos días antes de este editorial. Y valga esta referencia en homenaje a quien fuera un periodista ejemplar y un luchador inclaudicable por la justicia y los derechos humanos.

A diferencia de los elogios que La Nación prodigó a los dictadores genocidas y a su mentor ideológico José Alfredo Martínez de Hoz, en una edición reciente, publicada el domingo 31 de mayo de 2015, los dos editoriales publicados en la página 26 del diario dan muestra del carácter clasista y el profundo desprecio por todo lo popular.

En efecto, el primero de los editoriales lleva por título “El fantasma del populismo” y agrega en la bajada “No pueden engañar a nadie los cambios forzados hacia el pragmatismo que hacen los gobiernos populistas pues carecen de convicción ideológica”.

Sin ánimo de intoxicar a los lectores de La Tecl@ Eñe, reproducimos a continuación dos párrafos de la nota que nos ocupa.

“Un reciente y punzante editorial del Financial Times, titulado “Los rebeldes latinoamericanos giran hacia el pragmatismo”, nos alienta, por su impactante contenido, a hacer algunas reflexiones, porque refleja la repentina ola de pragmatismo que parece estar afectando al perverso populismo latinoamericano y que está generando los primeros cambios de estrategias económicas que, hasta no hace mucho, parecían impensables”.

“Cuánto de real tiene la aparente “conversión del populismo?, se pregunta el Financial Times. Nada. Se trata de un presunto cambio de rumbo sin convicción ideológica, forzado por circunstancias a las cuales nos han conducido los mismos gobiernos populistas. Es el resultado de una inflación galopante; de reservas deterioradas y sólo disimuladas por los swaps chinos y por crecientes atrasos en los pagos a los importadores, en el caso argentino; de la falta de inversiones y de una situación cada vez más recesiva.”

“Según el relato oficial, la culpa siempre es del otro. Pero no son los “fascistas” ni los “neoliberales” los responsables de esos fracasos. Tampoco son éstos la consecuencia de un mundo que se nos cayó encima, como suele explicar la Presidenta. Son, por el contrario, las caprichosas políticas populistas y su absoluta irracionalidad, a la luz de las cuales la corrupción ha florecido, las que han provocado los actuales desaguisados. El origen de los males está en los propios gobiernos populistas y en la fiebre inagotable de sus grotescos líderes por tratar de perpetuarse lo más posible en el poder”.

Me imagino que a esta altura de la nota queda claro el contraste entre el tono condescendiente y cómplice del editorial dedicado a la dictadura cívico militar, y el profundo desprecio con el que se califica a un gobierno surgido de la voluntad popular a través de elecciones libres y democráticas.

Ahora bien, como contrapartida de las descalificaciones enunciadas, cabe mencionar otra nota publicada por el mismo matutino el jueves 4 de junio de 2015, cuyo título desmiente en buena medida las diatribas editorializadas: “Repuntó en mayo la confianza en el Gobierno”, “Subió 10% según un estudio de la UTDT (Universidad Torcuato Di Tella); es el tercer aumento consecutivo y creció 38% en un año”.

Para que no quepan dudas acerca de la fuente de estos datos – los cuales, agregamos, forman parte de la explicación por la cual nuestra Presidenta Cristina Fernández de Kirchner goza de un alto grado de aceptación en su último año de mandato - , aclaremos recurriendo al mismo artículo que “La consultora Poliarquía realiza esta encuesta telefónica entre 1200 casos, tomados en 40 localidades del país. El estudio tiene una periodicidad mensual y se hace desde fines de 2001”.

El balance de la gestión presidencial contrasta con la catarata de críticas provenientes de la derecha y sus repetidores, que insisten con el fin de ciclo y vienen proclamando machaconamente el fin del ciclo kirchnerista.

Recordemos que en el acto por la ampliación del Hospital Metraux, en Mendoza, la presidente Cristina Fernández, al hacer una enumeración de los distintos programas sociales aplicados por el gobierno nacional, reflexionó que “no hay balance económico que cierre si no cierra el balance social”.

Esta postura fue valorada recientemente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que señaló a nuestro país como uno de los pocos que mediante “la adopción de modalidades innovadoras de protección social ha ayudado a mejorar la seguridad del ingreso de los trabajadores en situaciones de empleo vulnerable”.

Más aún, al momento de redactar esta nota, la Presidente está recibiendo otro reconocimiento en la 39° Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), por su compromiso con el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la Cumbre Mundial de la Alimentación, vinculados a la erradicación del hambre y la subalimentación. Si bien Argentina está entre los premiados por haber mantenido el nivel de subalimentación por debajo del 5%, queda mucho por hacer y sólo será posible avanzar hasta la erradicación definitiva de este flagelo si continúa y se profundiza el modelo de desarrollo económico con inclusión social, iniciado el 25 de mayo de 2003 con la presidencia del recordado Néstor Kirchner.

Como vemos, por un lado se habla de “El fantasma del populismo”, atribuyéndole las peores calamidades. Por el otro está la realidad, con los logros de un Proyecto Nacional, Popular y Democrático que, aún con claroscuros y errores, nos ha sacado del infierno tras la crisis provocada por la sobredosis de neoliberalismo que estalló en 2001.

Para finalizar, vaya un breve comentario del segundo de los editoriales publicados por La Nación el domingo 31 de mayo, bajo el título “San Martín, también víctima del relato”.

La transcripción textual del primer párrafo nos exime de comentarios posteriores, los cuales quedarán a cargo de los inteligentes lectores de La Tecl@ Eñe.

“Hasta el glorioso sable del Libertador José de San Martín ha caído en las impúdicas aguas del “relato”. Lejos de devolverlo al Museo Histórico Nacional en alguna fecha apropiada por su relación con el recuerdo del Gran Capitán, el gobierno decidió entregarlo en la semana que ex profeso no dedicó a la epopeya de Mayo, sino a la exaltación del período kirchnerista, por cierto mucho menos relevante para la historia argentina que el grito de libertad de 1810 cuyos ecos se oyeron en toda América latina”.

Las palabras no son inocentes. Su elección depende del universo ideológico que nutre la pluma del redactor. En este caso, es el pensamiento que inspiró los golpes de Estado y la aplicación de medidas antipopulares a lo largo de la historia argentina. Son los que propician la unión de todo el arco opositor al kirchnerismo para sepultar definitivamente a quienes han tenido el atrevimiento de terminar con los privilegios y el gobierno de las corporaciones. En rigor, la disputa entre los dos modelos que viene desde la Revolución de Mayo: Estado o mercado.

Comentarios: Deje un comentario

La militante Norma Castillo, personalidad destacada de los Derechos Humanos

Por iniciativa de los diputados Edgardo Form y Aníbal Ibarra, la Legislatura porteña entregó este viernes el diploma de “Personalidad Destacada de los Derechos Humanos” a la militante y referente de la comunidad LGBT Norma Castillo, quien en 2010 protagonizó el primer matrimonio entre mujeres en Argentina, un hito fundamental para la posterior aplicación de la Ley de Matrimonio Igualitario.

Norma, quien durante toda la actividad estuvo acompañada por su compañera desde hace más de 30 años, Ramona Arévalo, al agradecer el reconocimiento hizo un llamado a la participación ciudadana: “Tenemos que participar, meternos en política. Debemos salir del analfabetismo político. Eso tenemos que enseñar y recuperar” y en la misma línea agregó: “Tenemos que buscar la libertad, el vivir bien. Y vivir bien significa hacer el bien a tu alrededor y compartirlo con los demás. Y sentirte que sos una persona, como nos sentimos cuando pudimos casarnos. Nosotras estuvimos juntas y enamoradas durante treinta años. ¿Por qué eso va a ser algo malo?”.

“Esto es un acto de amor: amor por Norma, amor por Cachita, por la libertad, por los derechos, por el respeto a las personas más allá de su orientación sexual. Porque las personas no se dividen entre heterosexuales y homosexuales, hay personas buenas, personas más o menos buenas y personas malas. Y nosotros respetamos el valor de las personas que, como Norma, tienen la virtud de haber luchado por sus derechos”, señaló al hacer uso de la palabra el diputado Form, compañero de militancia de Norma en el Partido Solidario, durante la emotiva ceremonia que se realizó a sala llena en el Salón San Martín.

“Norma y Cachita (Arévalo) fueron un emblema de la lucha para lograr la Ley de Matrimonio Igualitario. Su lucha –junto a la de otros miles- contribuyó a que hoy seamos una sociedad un poco más justa, más igualitaria. Cuando uno mira a Norma, ve un ejemplo de vida, un ejemplo de lucha. Más que un reconocimiento, con este acto le estamos diciendo muchas gracias, Norma”, expresó a su turno el legislador Aníbal Ibarra.

En los fundamentos de la ley se destaca que “Norma Castillo y Ramona «Cachita» Arévalo, su esposa, son conocidas como militantes de los derechos de la comunidad Lgbt” y que “se convirtieron en la primera pareja de lesbianas que contrajeron matrimonio en Argentina, tras dos bodas ya celebradas entre varones en el país”. También se recuerda que “para lograr que le concedieran la autorización de matrimonio en un registro civil porteño, la pareja presentó un amparo en el marco de la campaña:«Los mismos derechos con los mismos nombres» de la Federación Argentina de Lesbianas, Gay, Bisexuales y Trans (FALGBT)”.

A su vez, el proyecto que fue aprobado por la Legislatura resalta la militancia política de Norma, por la cual tuvo que exiliarse en Colombia, y señala su compromiso con los derechos de los adultos mayores, ya que Norma es la presidenta de Puerta Abierta a la Diversidad, el primer Centro de Jubilados LGBT de América Latina.

“Estamos convencidos de que Norma Castillo merece la distinción de Personalidad destacada en el ámbito de los Derechos Humanos como militante de muchas luchas: la lucha revolucionaria de los 60/70, la lucha por los derechos de la comunidad LGBT, la lucha por el Matrimonio Igualitario, la lucha por los derechos de lxs adultxs mayores”, finaliza diciendo el texto que lleva las firma de Form e Ibarra.

Estuvieron presentes, acompañando a Norma, el diputado nacional Juan Carlos Junio, Graciela Balestra (Asociación Civil Puerta Abierta a la Diversidad), Roxana Arellano (Presidenta de Cooperativa de vivienda El Caracol, Martín Canevaro (Secretario General de 100% Diversidad y Derechos), familiares, amigos y compañeros de militancia de los diferentes espacios donde participa la referente de los Derechos Humanos.

Comentarios: Comments Off

14-05-2015 Edgardo Form en Télam Audiovisual

El legislador respaldó la lucha de los trabajadores de la cooperativa La Robla.

Ver el Video :https://youtu.be/OfBYG9eixxM

Comentarios: Comments Off

Revista Acción - Una nueva ley

15-04-2015

Por Edgardo Form

La vida es la fuente del derecho. Dicho en otras palabras, primero suceden los cambios en la sociedad, tanto en materia económica, política y cultural, como en las relaciones entre las personas, y a partir de allí, hay que establecer marcos normativos que regulen esos vínculos, establezcan nuevos derechos y fijen obligaciones.

En el caso de la economía solidaria, nuestro país tiene una rica tradición legislativa que comienza con la ley 11.388, vigente desde 1926 hasta 1973, cuya concepción de fondo y su articulado posibilitaron un importante desarrollo del cooperativismo y el mutualismo.

Desde 1973 hasta el presente, la norma que regula la constitución y el funcionamiento de las cooperativas es la ley 20.337, en la cual se incorporaron, entre otros contenidos, los Principios de la Cooperación establecidos por la Alianza Cooperativa Internacional en 1966.

Durante los años que nos separan de aquel momento, hubo transformaciones  profundas en todo el mundo y muy particularmente en la Argentina. Así, por ejemplo, se generaron ingentes novedades en relación con el papel del Estado y sus vínculos con el cooperativismo. La creación de cooperativas promovidas y financiadas por el Estado –señala un documento del IMFC– generó nuevas experiencias que requieren reflexión y propuestas, asegurando el equilibrio entre la autonomía y la independencia del movimiento cooperativo y su compromiso con una política pública y un proyecto colectivo de país.

En tal sentido, el 12 de diciembre de 2014, el Instituto de Promoción de la Economía Solidaria (IPES) y el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), Patricio Griffin, presentaron el borrador de un anteproyecto de Ley de Economía Solidaria, para ser discutido y enriquecido en foros protagonizados por dirigentes del cooperativismo, el mutualismo y por estudiosos del ámbito universitario.

El objetivo de dicha iniciativa es llegar al segundo semestre de 2015 con un texto consensuado para presentar ante el Congreso de la Nación, con vistas a lograr la sanción de un nuevo marco normativo que, además de fijar las pautas regulatorias del sector, constituya una herramienta de fomento para aplicar a través de políticas públicas.

Uno de los conceptos nutrientes de este debate señala que la Economía Social y Solidaria (ESS) es una construcción política, económica y social que establece formas colectivas de producción y comercialización, y que promueve una práctica social integradora basada en el protagonismo de los trabajadores organizados de manera autogestiva.

Por su parte, el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos ha dispuesto participar activamente en la elaboración de la futura ley, aportando su experiencia en el campo de la actividad financiera y el crédito solidario. En tal sentido, el documento que se llevará a los diversos foros expresa, entre otros conceptos, la necesidad de sostener la prohibición de que el capital lucrativo, en cualquiera de sus formas, sea incorporado en el sector no lucrativo, pues desvirtúa los objetivos y los modos de gobierno de cualquier entidad que se funde en principios de democratización del poder.

«Las cooperativas que desarrollan actividades financieras –bancos y cajas de crédito– prestan un servicio para satisfacer necesidades individuales y colectivas, no para asegurar la acumulación de capital en pocas manos. Esta diferencia sustancial se expresa en el lugar que le asignamos al crédito en la promoción de una economía fundada en la justicia social, en la producción real, en la distribución de la riqueza, en la defensa del empleo y en el compromiso de con un modelo de desarrollo sustentable», sostiene el IMFC.

En especial, el documento plantea los criterios para tener en cuenta a la hora de regular el cooperativismo de crédito a fin de asegurar: el acceso universal a los servicios financieros, el fortalecimiento del ahorro nacional, el impulso al financiamiento de las pymes, el incentivo a la inversión en los sectores que se definan como claves para el desarrollo de la economía argentina, la equitativa distribución regional de la actividad financiera y la estabilidad del sistema financiero

Comentarios: Comments Off

Edgardo Form en Radio Arinfo

- Puente Urbano, con Leandro Miró y Jorge Rebagliat -
23-04-2015

Escuchar el audio

Comentarios: Comments Off